ALIVIO OLÍMPICO 

Al fin terminó la angustia de pelear por no irse a la Metropolitana. Se sufrió mucho hasta el último partido, en el cual Quilmes se salvó ante Olimpo que aunque venía descendido, generaba incertidumbre igual. Por fortuna las cosas salieron, y con un marco espectacular de público en su cancha, el Cervecero consiguió ganar bien para mantener la categoría y devolver el aire a su gente.

Pasados unos días, llegó el momento de pensar en frío. Más allá del clima festivo que se vivió en el Centenario y del lógico alivio, sinceramente en mí no hay euforia, tampoco felicidad. El desahogo tan necesario fue muy importante, pero no hay que olvidar que no se ganó nada, solamente se evitó el desastre y hoy, ante la ausencia de alegrías reales, el hincha se agarra de eso como si hubiera sido un gran logro. Fue una descarga haber esquivado el peor suceso histórico del club, pero no algo elogiable. 

 

Entiendo que las circunstancias no están dadas para hacer honor a la historia y pelear siempre como candidatos al ascenso, pero este extremo de jugarse la permanencia me es demasiado. Ahora que la malaria dio una pequeña tregua, hay tiempo para pensar cómo se va a seguir adelante sabiendo que el torneo que se viene es supuestamente sin promedios y, por lo tanto, sin presiones de temporadas anteriores. Como mínimo hay que lograr más personalidad y menos miedo, dar un giro de 180° en la cabeza y plantar una mentalidad ganadora. Después los resultados pueden variar, pero la frente en alto no se puede negociar más.

Por: @Adrian28QAC

WhatsApp Image 2019-02-27 at 20.12.41.jp
JL PRODUCCIONES.jpg
Occhipinti.jpg

© 2017 by El Tablón Qac.