POR LAS DUDAS 

¡Volvió a rodar la pelota! Toda la expectativa, toda la ansiedad, toda la emoción, todo… todo muy lindo hasta que el Cervecero salió a dar pena ante Gimnasia en El Bosque. Jugó mal, aburrió, preocupó, no tuvo ideas ni tampoco dio seguridades. Ah, y claro, perdió. Y si me preguntan por qué perdió Quilmes, yo contesto que perdió por las dudas. ¿Qué significa esto? Te explico.

 -Hay un técnico que no sabe lo que quiere. Un entrenador que trabajó casi toda la pretemporada con un esquema y sobre el final lo cambió, cuando no había prácticamente tiempo para aceitar la nueva formación. Un responsable que suele plantar alineaciones y hacer cambios difíciles de entender. Una voz de mando que tiene tanto miedo de pifiar, que pifia por sus dudas.

 

 

        -El equipo no entiende a qué se supone que debe jugar. No se encontró en la cancha, careció de coherencia de juego y su inexpresión en el césped fue un claro reflejo de que sobraron las dudas.

 

        - La terna arbitral tuvo lo suyo. Jugada debatible, polémica, muy fina. “Yo que soy la autoridad máxima vi que la falta fue afuera, juez de línea; pero si para vos fue adentro, cobro penal por las dudas”. Y así, a pesar del gran esfuerzo para evitarlo, se ponía el Lobo en ventaja.

 

         -Situación 1: Sos jugador y ves que el contrario se perfila hacia el área con pelota dominada y mucho espacio a su favor. “¿Le pegará al arco?”, te preguntás, pero rápidamente te decís “No creo, seguro la pasa, lo marco a distancia por las dudas”. Le pegó nomás y 2 a 0.

 

         -Situación 2: Como jugador conocedor del Mundo Quilmes, desde que te enteraste de que Matos firmó en Gimnasia, y más cuando lo viste entrar, pensaste que era muy probable que te hiciera un gol pero no estabas del todo seguro. Por las dudas lo dejaste recibir solito, acomodarse como quiso, girar y probar suerte al arco para ver si te habías equivocado o no. Lo bueno es que tu experimento despejó tus dudas; lo malo es que él no dudó y arruinó toda esperanza de remontada.

 

Conclusión. ¿Viste cuando metés la pata hasta el fondo y pensás que deberías haberte quedado en tu casa? Por las dudas viniste y bueno… Quilmes.

Adrián Franco Sala.

© 2017 by El Tablón Qac.