Por lo que fue, por lo que pudo ser

Tras el último partido de Quilmes en primera división, y con el descenso ya asumido hay que pensar en la B Nacional.

Si hay que buscar culpables y responsables, de varios tendríamos que hablar.

José Luis Meizsner, Aníbal Fernández y sus secuaces por haber dejado la institución con una deuda millonaria. Tales fueron con jugadores, técnicos, el bar del club y hasta una agencia de remis, entre otras cosas son los desastres que dejaron, antes de perder las elecciones el 31 de Julio del 2016.

Luis Andreuchi, ex manager de Quilmes, por el fichaje de jugadores que no eran capaces para jugar en primera y menos para pelear un descenso.

Y en fin, la Comisión directiva actual, comandada por el Presidente Marcelo Calello. Si bien, se nota realmente que en el club están haciendo las cosas bien, en lo futbolístico, lo más importante para la institución, no le pegaron en nada.

Humberto Zucarelli, actual Manager de Quilmes, a la hora de reforzar el equipo no lo hizo bien. Cuando tuvo la oportunidad de reforzar por la lesión de Diego Torres, trajo a Ignacio Bailone (proveniente de Estudiantes de La Plata) que poco jugo, no rindió y se fue lesionado del club. Mantuvo a Alfredo Grelak a cargo de la dirección técnica, que poco supo manejar al equipo.

Se fue Grelak y vino Cristian Díaz. El actual DT vino con la fama de haber descendido a Olimpo, pero sin embargo vino al cervecero, donde nada cambio. No le supo encontrar la vuelta al equipo y se terminó de comer este agonizante descenso.

Por último, jugadores muy poco capaces de pelear el descenso,  le tuvieron miedo al precipicio pero se fueron en caída libre. Se fueron al descenso en el torneo más fácil, será y serán recordado por obtener en descenso más “Boludo” y menos previsto de la historia del club, hasta la actualidad.

Habrá que dejar lo sucedido atrás, aprender de los errores y los que le hicieron mal a Quilmes en el pasado, no vuelvan más.

Quilmes esta en convocatoria de acreedores y en la Segunda División del futbol argentino, la entrada de dinero es menor. Por eso mismo la economía del club se ve afectada, más de lo que está.

Se necesitan gestos en lo futbolísticos, pero más que nada en lo económico.  Jugadores que quieran ayudar al club con su futbol y tengan en cuenta el bajo presupuesto, para poder volver a donde pertenece.  Darles oportunidad a los chicos de la cantera, a los pibes que tienen sangre y “hambre” de gloria.

A dejar todo atrás,  pensar en el futuro y  volver rápido a la primera división del futbol argentino.

Por: @Juanpabloqac

© 2017 by El Tablón Qac.