Represión injutificada

Foto: Internet

En la noche de ayer, en el cruce de las calles Laprida y Av. Vicente López, la gente del Cervecero cortaba la intersección entre cánticos y gritos de aliento para su club. Fue entonces que la policía interrumpió el festejo y, sin mediar palabra, empezó repartir palazos, arrojar gas pimienta y disparar balas con posta de goma, lo cual dejó un saldo de varias personas heridas. Hubo aproximadamente 110 detenidos bajo la carátula de "resistencia a la autoridad", los cuales fueron atados con precintos y trasladados a la comisaría 3era de Quilmes.

Pudimos dialogar con una de las personas trasladadas a la seccional, quien nos dijo: "nos encerraron, salieron de todos lados y nos hicieron un embudo. Nos pegaron, gritaban que nos tiráramos al piso y ahí nos ponían los precintos. Una vez ya precintados, pasaban y nos pateaban". Al preguntarle cómo fue la llegada a la comisaría, respondió: "nos verdugueaban, un oficial dijo '¿así que ustedes son los descendidos?', y agregó 'mirá que a mí me gusta tirar desodorante, eh', haciendo alusión al gas pimienta". Por último, el simpatizante contó que cuando se fue la infantería, ya terminado el partido, quedaron con la policía de la 3era y los empezaron a liberar.

Por: @Fefu.

© 2017 by El Tablón Qac.