TODO SIGUE IGUAL

Quilmes es un manojo de dudas, no logra ser compacto, genera poco y convierte menos. Los jugadores no pueden explotar sus rendimientos, mientras el técnico también aporta su cuota de nebulosa. Hay varias cosas que no entiendo de Nardi, tal vez él vea algo que todo el resto no ve, pero la verdad es que no encuentro la lógica. Vamos a ejemplos puntuales:

- Cadenazzi salió adolorido y lo reemplazó Obregón. Quiero comprender lo de sustituir a la torre de referencia con un volante, lo que claramente implica restar peso ofensivo. Otro 9 neto no hay, pero si sale, que al menos entre Tissera que es punta. Sí, Tissera finalmente entró... lástima que después de que nos empataron.

- No me cierra llevar dos centrales al banco y dejar afuera al Boconcito Torres, que cada vez que jugó, generó y dio más que todo. Aunque si lo pienso desde otro lado, claro, no tiene sentido llevar delanteros cuando igual no pensás ponerlos...

- Por último, apoyo la idea de hacer jugar a los pibes, pero desde mi punto de vista fue demasiado arriesgado poner de titular al debutante Giani, de 18 años, y como si fuera poco con el peso simbólico de usar la 10. Es un arma de doble filo porque así como esa casaca puede motivar, también puede jugar en contra en la cabeza, y más cuando su dueño habitual es un referente histórico como Caneo. El pibe tuvo un buen partido, pero con todas las fichas que le metieron, por poco lo obligaban a romperla, y el técnico con esa trivialidad de la numeración le cargó más la mochila. Si no está el Chino, la 10 a Chirola, que ya la ha usado y es un volante que arma juego; le queda pintada.

Quilmes cada vez muestra menos, tanto que casi el único peligro serio lo genera de penal. No juega bien ni tampoco es efectivo, y esta vez se pifiaron definiciones para todos los gustos, desde abajo del arco hasta dos mano a mano. De tener mucho a favor, terminamos pidiendo la hora y agradeciendo que Gomito Gómez, que con 43 años nos volvió locos, haya salido lesionado. Encima cada tiro libre que tuvimos terminó en contraataque por mal pateado. Hay muchísimo por mejorar porque todo sigue igual, o por momentos, peor.

Por: @Adrian28Qac

© 2017 by El Tablón Qac.